Madres Periodistas: La Lucha por Justicia en La Penca Continúa, 40 Años Después

0
21

El 30 de mayo de 1984, una bomba se estalló durante una conferencia de prensa en La Penca, Nicaragua, marcando uno de los episodios más oscuros para el periodismo costarricense. Ayer, en el Día de los Periodistas Costarricenses, la Junta Directiva del Colegio de Periodistas de Costa Rica (Colper) reafirmó su compromiso con la búsqueda de justicia para las víctimas y sus familias, un esfuerzo que resuena con especial fuerza entre las mujeres periodistas que son también madres de familia.

En el atentado de La Penca, siete personas perdieron la vida y veintidós más resultaron heridas, muchas de ellas enfrentaron secuelas que perduran hasta hoy. Entre los sobrevivientes y sus familias, se encuentran mujeres periodistas que han llevado adelante la doble carga de su profesión y su rol como madres, luchando por mantener la memoria de este crimen viva y buscando justicia para sus colegas y seres queridos.

Una de las figuras clave en esta lucha es María López, una periodista y madre que ha sido incansable en su búsqueda de la verdad. “Es un desafío diario”, afirma López, “ser periodista y madre implica un equilibrio constante, y más cuando llevamos en el corazón la herida abierta de La Penca. Nosotras no solo buscamos justicia para nuestros colegas, sino también un futuro seguro para nuestros hijos”.

La reciente reunión de la Junta Directiva del Colper con la Fiscalía General de la República y el Relator Especial sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Pedro Vaca, es un paso significativo en esta búsqueda de justicia. Vaca reconoció los retrasos procesales del sistema interamericano y se comprometió a analizar diversos escenarios para reivindicar a las víctimas.

José Rodolfo Ibarra, sobreviviente del atentado y expresidente de la Junta Directiva del Colper, expresó su agradecimiento hacia la actual directiva del Colegio. “Estamos muy agradecidos porque ellos siguen en la lucha por descifrar una verdad, pues al final de cuentas, todavía estamos ante un crimen impune”, comentó Ibarra.

Las mujeres periodistas, especialmente aquellas que son madres, juegan un papel crucial en mantener viva esta causa. Su capacidad para equilibrar sus responsabilidades profesionales y familiares mientras abogan por la justicia, la verdad es un testimonio de su fortaleza y determinación. Estas mujeres no solo están moldeando el futuro del periodismo, sino que también están asegurando que las historias de sus colegas y amigos no sean olvidadas.

A pesar de las múltiples investigaciones legislativas y judiciales, ni el Gobierno de Nicaragua ni el de Costa Rica se han hecho responsables del atentado. Sin embargo, el caso sigue abierto en la Fiscalía General de Costa Rica y ha sido declarado crimen de lesa humanidad, lo que significa que nunca prescribirá.

“El Colper acoge la frustración, el dolor y la impotencia de las víctimas. La junta directiva mantendrá abierto el canal con la Relatoría de Libertad de Expresión con el fin de encontrar una opción en la Comisión Interamericana que dé tranquilidad y paz a nuestros queridos colegas”, concluye el pronunciamiento de la Junta.

En este día de conmemoración para los periodistas costarricenses, recordamos a las valientes mujeres periodistas y madres que, a través de su inquebrantable espíritu y compromiso, continúan luchando por la justicia en el caso de La Penca. Su esfuerzo no solo honra la memoria de los caídos, sino que también garantiza que la lucha por la verdad y la justicia siga adelante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí