Patronato Nacional de la Infancia: Compromiso con la Calidad Certificada ISO 9001 en Programas Residenciales para la Protección de la Niñez»

0
31

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI), reconocido por su compromiso con la protección y el bienestar de la niñez costarricense, ha implementado un Sistema de Calidad Certificado ISO 9001:2008 en su Departamento de Protección.

Esta certificación garantiza que los programas de atención de a personas menores de edad en modalidad residencial, con convenio PANI, cumplen con los estándares internacionales de calidad en su gestión y operación.

Al revisar la lista de programas de atención, se observa una diversidad de iniciativas destinadas a brindar cuidado y apoyo a niños, niñas y adolescentes en diferentes situaciones de vulnerabilidad.

Desde hogares especializados en la atención de menores en proceso de investigación o tratamiento por el PANI, hasta programas enfocados en adolescentes con problemas de conducta o adicciones, cada institución tiene como objetivo principal garantizar el bienestar y desarrollo integral de los menores bajo su cuidado.

Uno de los programas destacados es el Instituto Desarrollo Integral Otto Silesky, Hogar San Agustín, que atiende a adolescentes varones con problemas conductuales.

Asimismo, la Asociación Nacional Aldeas Infantiles SOS Costa Rica ofrece un programa residencial especializado para varones con conductas o tendencias delictivas o de comportamiento, demostrando un enfoque integral que busca abordar las necesidades específicas de cada grupo de menores.

La labor de estas instituciones no sería posible sin el compromiso y dedicación de su personal, que incluye desde representantes legales hasta trabajadores sociales y psicólogos, quienes desempeñan un papel fundamental en el cuidado y acompañamiento de los menores.

Además, la coordinación con otras entidades y organismos gubernamentales es fundamental para asegurar una atención integral y eficaz.

Es importante resaltar que estos programas no solo brindan cuidado físico, sino que también promueven el desarrollo emocional, educativo y social de los menores, con el fin de prepararlos para una vida adulta plena y satisfactoria.

En este sentido, el trabajo de estas instituciones no solo impacta en la vida de los menores que atienden, sino también en la sociedad en su conjunto, contribuyendo a la construcción de un futuro más justo, equitativo para todos los niños y niñas de Costa Rica. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí