Empresa bananera en Sarapiquí le apuesta a una nueva cultura agrícola

0
22

La Finca Victoria, propiedad de Fyffes, se destaca por su compromiso con el medio ambiente y la innovación en el cultivo de banano en Sarapiquí.

En la pintoresca Comunidad de La Victoria, ubicada en el cantón de Sarapiquí, se encuentra la Finca Victoria, una empresa dedicada a la producción, empaque y exportación de banano. La particularidad de esta finca es su enfoque hacia una nueva cultura agrícola, donde la sostenibilidad y la innovación son pilares fundamentales.

La Finca Victoria, propiedad de la reconocida empresa Fyffes, abarca una extensión de 655.73 hectáreas, divididas estratégicamente entre la protección de bosques secundarios y en regeneración (197.5 hectáreas) y el cultivo de banano (poco más de 400 hectáreas). Este modelo equilibrado refleja el compromiso de la empresa con la preservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Leslie Medina, gerente general de Fincas Propias, la entidad a la que pertenece la Finca Victoria, compartió detalles sobre el desafiante proceso que iniciaron en 2020 al asumir la gestión de la finca en Sarapiquí. La región, que fue un polo de desarrollo para el sector bananero en los años 90, representó un reto lindísimo para el equipo.

«Sarapiquí fue un polo de desarrollo a inicio de los 90 para el sector bananero y esta finca en su oportunidad fue desarrollada por un productor nacional. En el año 2020 se compró esta finca Victoria y ciertamente ha sido un reto lindísimo, pero a la vez muy satisfactorio», comentó Leslie Medina. A pesar de las preocupaciones sobre las condiciones climáticas y la presencia de la sigatoka negra, la finca ha experimentado un cambio positivo en su productividad.

Medina destacó el rápido crecimiento de la finca, pasando de producir medio millón de cajas al año a 920 mil anuales en tan solo tres años. En 2023, alcanzaron la cifra impresionante de un millón de cajas. Este éxito se atribuye a la excepcional calidad de los suelos y a las prácticas agrícolas innovadoras implementadas para combatir desafíos como la sigatoka negra.

La Finca Victoria, que actualmente cuenta con 241 colaboradores en diversas áreas, ha priorizado políticas de salud y seguridad ocupacional, cumplimiento de la legislación laboral y protección del ambiente. Las medidas incluyen la reutilización de agua en la planta, el uso de drones para reducir el consumo de agua, la implementación de aplicaciones localizadas en las plantaciones y la reducción significativa del uso de herbicidas, contribuyendo así a la sostenibilidad del entorno.

En resumen, la Finca Victoria en Sarapiquí no solo es un ejemplo de éxito en el cultivo de banano, sino también un referente en la adopción de prácticas agrícolas sostenibles, consolidando su posición como líder en una nueva cultura agrícola que prioriza la armonía entre la producción y la preservación del medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí