Centro de Patrimonio Insta a Municipalidades a Conservar Antiguas Aceras de Piedra: Un Llamado a Proteger la Historia Local

0
22

En un esfuerzo por preservar el legado histórico y arquitectónico de diversas localidades en Costa Rica, el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural ha instado a varias municipalidades a conservar y cuidar las antiguas aceras de piedra presentes en sus cantones. Este llamado surge como respuesta a la aprobación, por parte de la Municipalidad de Heredia en 2015, de una metodología de trabajo para el manejo de las piedras andesitas.

Según Sonia Gómez, historiadora de la institución cultural, estas aceras, elaboradas con la técnica enseñada por expertos picapedreros italianos, tienen raíces que se remontan al último cuarto del siglo XIX y principios del XX. Inicialmente construidas en las principales ciudades cabeceras de provincia y cantones más antiguos, estas estructuras se convirtieron en símbolos de desarrollo urbano, estético y sanitario, representando un avance y progreso para las comunidades.

La institución envió comunicados a varias municipalidades, incluyendo San José, Heredia, Cartago, Alajuela, y otras, recordándoles la importancia histórica y cultural de estas aceras. Se resaltó que forman parte del patrimonio local y nacional, siendo testigos mudos del desarrollo de las ciudades costarricenses.

En respuesta a este llamado, muchas municipalidades han comenzado a tomar medidas. Por ejemplo, en Belén, se llevó a cabo un análisis durante la Sesión Ordinaria N°72-2023 del Concejo Municipal el 12 de diciembre de 2023. Allí, se acordó por unanimidad realizar un inventario de las aceras de piedra canteada presentes en el cantón herediano.

Ulises Araya, regidor suplente de Belén, expresó durante la sesión: «Es muy prudente pedir el inventario, porque sin ánimo de decir que no hubo más, sí sé que hubo uno: el artesano de Belén, el cantero que labró esas piedras, fue don Rosario Villalobos, el padre de los Villalobos de acá. Esas piedras se sacaron de la roca volcánica del Barba que está en El Santuario.»

En algunos de estos cantones, las antiguas aceras de piedra están cerca de edificaciones declaradas patrimonio histórico-arquitectónico. Según el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, su buen mantenimiento es imperativo y la responsabilidad recae en los gobiernos locales.

Aunque algunas secciones de las aceras del Parque Central de Cartago están protegidas por la ley 7555, Ley de Patrimonio Histórico-Arquitectónico de Costa Rica, la mayoría carece de esta protección legal. Sin embargo, se destacó la necesidad de intervención en casos donde se requiere garantizar la seguridad peatonal y cumplir con la Ley de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad.

Sully López Ruiz, jerarca del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, hizo un llamado a las autoridades municipales, instándolas a conservar estas aceras y ofreciendo la asesoría necesaria para su protección. Profesionales en historia, arquitectura y antropología del centro también expresaron su disposición para brindar asesoría técnica a las municipalidades que así lo requieran. Este esfuerzo conjunto busca no solo conservar piedras, sino preservar la historia y la identidad de las comunidades costarricenses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí