El Tribunal Supremo de Elecciones inicia el escrutinio de las Elecciones Municipales: Una tarea meticulosa y transparente

0
25

El proceso de escrutinio de las 6,469 Juntas Receptoras de Votos de las recientes Elecciones Municipales ha dado inicio bajo la supervisión del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE). Esta etapa, crucial para la consolidación democrática del país, es llevada a cabo con el máximo rigor y transparencia, como es característica en el sistema electoral costarricense.

Con un equipo de cinco magistrados al frente, cada uno encabezando un grupo de 20 funcionarios del ente electoral, se realizará el minucioso conteo manual de los votos. Esta labor, que se estima culminará en 15 días, es fundamental para garantizar la integridad y veracidad de los resultados electorales.

El cronograma establecido contempla dos sesiones diarias, con horarios rigurosamente establecidos para asegurar el cumplimiento de los plazos. Por las mañanas, las sesiones se extenderán desde las 8:00 am hasta el mediodía, mientras que por las tardes se llevarán a cabo de 1:30 pm a 5:30 pm Este meticuloso horario demuestra el compromiso del TSE por llevar a cabo un proceso eficiente sin descuidar la exhaustividad necesaria en la revisión de cada voto emitido.

El manual de escrutinio es un pilar fundamental en el sistema electoral costarricense, pues garantiza la legitimidad de los resultados y fortalece la confianza de la ciudadanía en el proceso democrático. A través de esta minuciosa revisión, se verifica la autenticidad de cada sufragio emitido, asegurando que el resultado final refleja fielmente la voluntad del pueblo.

La tarea encomendada al TSE es de suma importancia, ya que de su imparcialidad y diligencia depende la credibilidad del proceso electoral. Por ello, cada detalle es supervisado con escrupuloso cuidado, desde la conformación de los equipos de trabajo hasta la custodia de los materiales electorales.

El compromiso del Tribunal Supremo de Elecciones con la transparencia y la democracia se manifiesta en cada etapa del proceso electoral. El escrutinio de las Juntas Receptoras de Votos es un ejemplo claro de esta dedicación, que asegura que la voz de cada ciudadano sea escuchada y respetada.

Al finalizar este arduo trabajo, se espera que los resultados electorales reflejen de manera precisa la voluntad popular, sentando así las bases para un gobierno legítimo y representativo. El manual de escrutinio, lejos de ser un mero trámite, es un ejercicio de responsabilidad y compromiso con la democracia, que fortalece los fundamentos de la sociedad costarricense.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí