El compromiso del PANI con la protección de la infancia

0
23

En el corazón de la labor del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) yace un compromiso inquebrantable con la protección, el bienestar de los niños y niñas de Costa Rica. Detrás de esta noble misión, se encuentra un equipo humano dedicado cuya labor es vital para asegurar que cada niño tenga acceso a un entorno seguro y propicio para su desarrollo integral.

Hablamos con Giovanni Leiva, Coordinador de Recursos Humanos del PANI, para obtener una visión más profunda sobre las políticas y prácticas implementadas en la institución para reclutar, capacitar y cuidar a su valioso personal.

Selección de Personal: Garantizando Profesionales Capacitados

Leiva nos informa que el PANI cuenta con un riguroso Reglamento de Reclutamiento y Selección por competencias, alineado con la Ley marco de empleo público. Este enfoque asegura que cada candidato seleccionado posea las habilidades y competencias necesarias para desempeñarse eficazmente en la protección de la infancia.

Capacitación y Desarrollo: Preparando para los Desafíos Futuros

Para enfrentar los desafíos cambiantes en el ámbito de la protección infantil, el PANI implementa Planes de capacitación anuales basados ​​en diagnósticos de necesidades. Esta iniciativa garantiza que el personal esté continuamente actualizado y equipado para abordar las complejidades de su trabajo.

Bienestar Laboral: Cuidando a los Cuidadores

El bienestar emocional y físico del equipo es una prioridad para el PANI. Se realizan diagnósticos de riesgos psicosociales y se han establecido programas como el Programa de Autocuidado, de cultura y clima organizacional. Estas medidas son fundamentales para garantizar que el personal pueda enfrentar los desafíos del trabajo en el ámbito de la protección infantil de manera saludable y sostenible.

Retos y Logros: Avanzando a pesar de las Limitaciones

A pesar de sus logros, el PANI enfrenta desafíos significativos, como la falta de plazas para cubrir la creciente demanda de servicios a nivel nacional y la retención del personal debido a condiciones salariales institucionales. Aún así, su dedicado equipo continúa trabajando incansablemente para superar estas limitaciones, brindar atención de calidad a los niños y niñas de Costa Rica.

Colaboración Comunitaria: Fortaleciendo Vínculos Locales

El PANI reconoce la importancia de trabajar en estrecha colaboración con la comunidad para fortalecer sus prácticas de recursos humanos. A través de sus numerosas oficinas locales, direcciones regionales y programas de intervención, el PANI se mantiene conectado y comprometido con las comunidades a las que sirve, asegurando una respuesta integral y efectiva a las necesidades de protección infantil.

En resumen, el PANI no solo se esfuerza por proteger a los niños y niñas de Costa Rica, sino que también se compromete a garantizar el bienestar y el desarrollo profesional de su valioso equipo humano. En un mundo donde la protección de la infancia es una responsabilidad compartida, el PANI se destaca como un ejemplo de dedicación y compromiso en la defensa de los derechos de los niños y niñas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí