Ballet Studio Maureen Rivera: Donde el Ballet se Convierte en Terapia

0
20

En la tranquila ciudad de Cartago, Costa Rica, se encuentra un oasis de gracia y movimiento: el Ballet Studio Maureen Rivera. Más que simplemente un centro de danza, esta institución se erige como un faro de expresión artística y crecimiento personal. Certificado por la prestigiosa Royal Academy of Dance de Londres, Inglaterra, el estudio se destaca por su compromiso con la excelencia en la enseñanza del ballet clásico, jazz, tap y más.

Ubicado en el residencial Iztarú, detrás de la Escuela Bilingüe Sonny, el Ballet Studio Maureen Rivera se distingue por su enfoque inclusivo y acogedor. Aquí, el ballet no es exclusivo para bailarines profesionales, sino una herramienta accesible para personas de todas las edades y niveles de habilidad.

«El Ballet no es sólo para bailarines profesionales, más bien es una herramienta que nos sirve a todos sin importar nuestro nivel o edad», afirma Maureen Rivera, fundadora y directora del estudio. En sus clases, se enfatiza el aspecto terapéutico del ballet, tanto físico como mental. Los estudiantes experimentan un entrenamiento que va más allá del desarrollo técnico, conectando con su propio ser y cultivando una mayor conciencia corporal y emocional.

En el Ballet Studio Maureen Rivera, se respira un ambiente libre de juicios, donde el objetivo principal es el crecimiento personal y artístico de cada individuo. «Las clases son un espacio amigable, donde el objetivo de todos es ser mejor que la clase pasada», explica Rivera. Esta filosofía ha llevado a que muchos consideren el ballet como una forma de terapia, una herramienta para sanar y fortalecer el cuerpo y la mente.

Con sedes en Escazú, Curridabat, Cartago y San Francisco de Dos Ríos, el Ballet Studio Maureen Rivera está al alcance de todos aquellos que deseen explorar el arte del ballet y sus beneficios transformadores. «Pedí tu matrícula ya», invita Rivera, animando a aquellos interesados ​​a dar el primer paso hacia una experiencia enriquecedora y gratificante.

En un mundo donde el estrés y las preocupaciones a menudo dominan nuestras vidas, el Ballet Studio Maureen Rivera ofrece un refugio de belleza, gracia y autodescubrimiento. Es más que una escuela de danza; es un santuario donde el ballet se convierte en terapia, nutriendo el cuerpo, la mente y el alma de aquellos que cruzan sus puertas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí