El Desafío de Ser Padre de un Hijo con Pérdida Auditiva en Colombia

0
12

En Colombia, ser padre de un hijo con pérdida auditiva implica enfrentar numerosos desafíos, desde la aceptación inicial hasta las garantías de atención médica en un sistema de salud con dificultades. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en Colombia hay aproximadamente 522,000 personas sordas, muchas de las cuales son niños que requieren atención y apoyo especializado desde temprana edad.

Diagnóstico Temprano y Dificultades de Acceso

Uno de los primeros retos que enfrentan los padres es el diagnóstico temprano. En muchas regiones de Colombia, el acceso a pruebas auditivas adecuadas y a profesionales especializados es limitado, lo que puede retrasar la detección de la sordera en los niños. Esta demora afecta negativamente el desarrollo del lenguaje y la integración social del niño. Según la Federación Nacional de Sordos de Colombia (Fenascol), solo el 30% de los niños sordos en el país son diagnosticados antes de los tres años de edad.

Navegando el Sistema de Salud

Una vez diagnosticada la sordera, los padres deben navegar la incertidumbre y las garantías que ofrecen las Entidades Promotoras de Salud (EPS). El sistema de salud cubre implantes auditivos, cocleares, de conducción ósea, de oído medio y de tallo cerebral, así como un año de terapias de rehabilitación auditiva.

Sin embargo, la cobertura a largo plazo y la actualización de dispositivos cada cinco años dependen del estado de las EPS, lo que genera preocupación entre los padres.

Tecnología y Rehabilitación

El uso de la tecnología ha sido fundamental para muchos padres. Julieth Lozano, audióloga y soporte médico de MED-EL Zona Norte, destaca la importancia del implante coclear y otros dispositivos auditivos en la rehabilitación de los pacientes. Estos dispositivos, junto con las terapias adecuadas, permiten a los niños desarrollar habilidades auditivas y de lenguaje.

Alejandro Velásquez, padre de Mathias, un joven bicicrosista y taekwondista con hipoacusia bilateral profunda, relata cómo su hijo pudo volver a escuchar a los dos años gracias a un implante coclear. La incertidumbre sobre el futuro del sistema de salud y la necesidad de dispositivos adicionales como pilas y accesorios para procesadores son preocupaciones constantes.

Superando Barreras y Cumpliendo Sueños

El mejor regalo para muchos padres es ver a sus hijos cumplir sueños, a pesar de las limitaciones auditivas. Germán Alberto Gómez, ingeniero sanitario y padre de Julián Gómez, un adolescente que estudia música a pesar de su hipoacusia neurosensorial bilateral profunda, destaca la importancia de la tecnología en la vida de su hijo. La instalación de bucles magnéticos en espacios públicos facilitaría aún más la integración de los niños con implantes.

David Martán, padre de Yuliam Enríquez, campeón nacional de paranatación con pérdida auditiva congénita, ha sido un mentor en su crecimiento deportivo. Yuliam fue implantado a los ocho años después de una batalla jurídica, y el deporte ha sido un pilar fundamental en su vida.

El Futuro de la Salud Auditiva

El panorama en materia de salud auditiva no es alentador. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1,000 millones de personas entre los 12 y los 35 años corren el riesgo de perder la audición debido a la exposición prolongada a música fuerte y a la dependencia de aparatos tecnológicos. En 2050, una de cada cuatro personas presentará problemas auditivos, un desafío global que requiere atención inmediata y soluciones efectivas.

En Colombia, los padres de niños con pérdida auditiva enfrentan un camino lleno de obstáculos, pero también de esperanzas y logros, gracias a la tecnología y al apoyo especializado. El reto continúa, pero las historias de superación como las de Mathias, Julián y Yuliam inspiran a seguir adelante en la búsqueda de un futuro inclusivo y accesible para todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí