Sign in / Join

Población LGBTI procura mayor incidencia política, estudia posibilidad de partido nuevo

Share:

George Rodríguez

La población sexualmente diversa de Costa Rica aspira a contar con mayor incidencia en el campo político, para lo cual evalúa la opción de crear un partido político, dijo hoy, durante el anual Desfile del Orgullo Gay, el presidente del Movimiento Diversidad (MD), Marco Castillo.

Ello, en virtud del escaso avance que presentan, en la Asamblea Legislativa, proyectos de ley referidos a derechos de la población de lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, e intersexuales (Lgbti), explicó Castillo, quien responsabilizó de ellos a sectores conservadores representados, en el parlamento unicameral costarricense, principalmente por diputados evangélicos.

Si bien, “la mayoría de la estadísticas últimas han dicho que, ya, la mayoría del pueblo costarricense favorece nuestros derechos”, “lamentablemente, hay un boicoteo, en la Asamblea Legislativa, de los fundamentalistas y los católicos recalcitrantes”, expresó el dirigente, a Informativo JBS.

“Y eso nos hace pensar que tenemos que tomar la Asamblea Legislativa, los gays, las lesbianas, los trans, todos los que estamos a favor de los derechos humanos, no solamente de los derechos de la diversidad sexual sino otros derechos –de los pueblos originarios, de los afrodescendientes, y de otras minorías que han sido, siempre, discriminadas-“, señaló.

“Entonces, tenemos dos caminos: uno, meternos en los partidos, o formar un partido nuevo”, expresó,  para agregar que “estamos pensándolo muy seriamente, y queremos caminar”.

El dirigente de MD indicó que “son cinco objetivos, los que nosotros tenemos”, los que definió como “el reconocimiento de parejas (de igual sexo), la ley de equidad de género, una ley que castigue y tipifique los crímenes de odio, contra el acoso, y (…) una atención médica especial para la naturaleza de cada uno de los gays, cada una de las lesbianas, y, especialmente, para los trans -que actualmente no existe-”.

“Y, además, para la gente VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) positiva, que, si bien es cierto, el Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Humana) no es una infección de los gays, en costa Rica, la mayoría de los afectados son gays, y, por lo tanto, estamos con ellos, también”, precisó.

Al referirse a la multitudinaria participación en la marcha, que incluyó a personas heterosexuales, Castillo indicó que “la mayoría de la estadísticas últimas han dicho que, ya, la mayoría del pueblo costarricense favorece nuestros derechos”.

En la zona delantera de la pacífica manifestación, acompañando a las autoridades gubernamentales costarricenses, el embajador de Estados Unidos en Costa Rica, Fitzgerald Haney, dijo, en declaraciones por separado, a Informativo JBS, que, ante la violencia contra la población Lgbti a nivel mundial, “nuestro mensaje tiene que cambiar”.

“Creo que (…) tenemos que decir ‘no’ al odio, que tenemos que decidir en qué tipo de sociedad queremos vivir”, indicó.

Haney señaló que, en América Latina, algunos países, “en realidad, han avanzado”, y agregó que países como Argentina y Uruguay “legalizaron las uniones civiles y el matrimonio del mismo sexo, mucho antes que Estados Unidos”.

Junto a la vicepresidenta de Costa Rica, Ana Helena Chacón (blusa roja), y a la viceministra de Seguridad María Fullmen (sombrero blanco), el embajador de Estados Unidos en Costa Rica, Fitzgerald Haney, desfila vistiendo una camiseta que luce la bandera estadounidense con los colores de la diversidad / Foto - George Rodríguez

Junto a la vicepresidenta de Costa Rica, Ana Helena Chacón (blusa roja), y a la viceministra de Seguridad María Fullmen (sombrero blanco), el embajador de Estados Unidos en Costa Rica, Fitzgerald Haney, desfila vistiendo una camiseta que luce la bandera estadounidense con los colores de la diversidad / Foto – George Rodríguez

“Pero Centroamérica necesita moverse en la dirección correcta”, planteó, a continuación, para agregar que “Costa Rica, en Centroamérica, es un punto luminoso, pero aun aquí hay, todavía, trabajo por hacer”.

En ese sentido, la defensora de los Habitantes, Montserrat Solano, expresó que, en materia de derechos de la población Lgbti, en Costa Rica, “es una situación ambivalente”.

“Por un lado, hay avances institucionales muy importantes”, planteó.

Solano aludió así a acciones tales como la decisión del 22 de mayo de 2014, por la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) de reconocer, en ese campo, derechos a las parejas de igual sexo.

La decisión apuntó a reformar el Reglamento del Seguro de Salud, para reconocer, a esas parejas, derechos –que hasta entonces no tenían- tales como los de asegurarse, y de visita en caso de hospitalización.

En el marco de la apertura de esa institución, el 20 de noviembre de ese año, la primera pareja de igual sexo se inscribió, en la CCSS, como beneficiaria del sistema de seguro familiar.

“El tema, incluso, que esta marcha se pueda hacer, y que se pueda hacer de manera pacífica, yo creo que eso es importantísimo”, reflexionó.

La defensora de los derechos humanos planteó que, sin embargo, “por otro lado, uno siente que hay un recrudecimiento de posturas extremistas, y eso nos preocupa”.

“Y, frente a eso, lo que cabe hacer es, precisamente, ser más fuertes en el apoyo a la población Lgbti”, agregó Solano, en cuya opinión, “hace falta un mensaje especial de solidaridad con la población Lgbti”.

Al participar en la marcha, junto a otras autoridades gubernamentales, la vicepresidenta de Costa Rica, Ana Helena Chacón, dijo que “las personas de la diversidad sexual merecen respeto, dignidad, los mismos derechos”.

“Los crímenes de odio, deben de parar, en el mundo”, debido a “que el odio destruye, y que el odio, sí, mata, que la homofobia, sí, mata, y es por eso que, siempre, hay que venir a levantar la voz, para construir un mejor país, una mejor sociedad”, subrayó.

“Y no es sólo venir y levantar la voz, un día”, sino “es trabajar, en esto, todos los días, y eso lo hacemos desde mi despacho”, agregó la vicepresidenta, una firme defensora de los derechos humanos, en general, y de la población Lgbti, en particular.

“Vamos trabajando, con ahínco, para brindarle, por lo menos hasta el momento, a las personas que están bajo el amparo de la institucionalidad pública, mayores derechos”, aseguró.

Entre otras acciones en apoyo a los derechos de esa comunidad, Chacón participó, el 16 de mayo del año pasado, en la Casa Presidencial, en el izado de la multicolor  bandera de la diversidad.

El presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, quien encabezó la actividad sin precedente, señaló que se trató de una expresión de apoyo a lo que describió como una población discriminada.

Solís, un historiador y politólogo, aseguró entonces que la violación a un derecho humano implica la violación a todas las garantías individuales, así como la violación de los derechos a una persona significa la violación de los derechos de todos.

A diferencia de desfiles anteriores, el de hoy no incluyó masiva participación de coloridas carrozas, con animados ocupantes, creativamente vestidos y maquillados, bailando al son de estridente música.

La conmemoración de hoy tuvo, como punto destacado, el apoyo a las familias diversas.

La principal agrupación musical participante fue la banda de la Municipalidad de San José, gobierno local que se hizo presente, encabezando la manifestación, con una amplia manta con la leyenda, en grandes caracteres con los colores de la bandera de la diversidad: “SAN JOSÉ DIVERSO”.

Personal de la municipalidad lucía, además, camisetas con esa inscripción.

Otra camiseta que se destacó, fue la que vistieron altos funcionarios de la Embajada de Estados Unidos –incluido Haney-, prendas que –azules o rojas- presentaban, en la parte frontal, la bandera de ese país, cuyas barras tradicionalmente rojas y blancas fueron, en este caso, reemplazadas con los colores que identifican a la diversidad sexual.

El embajador encabezó, recientemente, el izado, en la sede diplomática a su cargo, el izado, junto a la estadounidense, de la bandera diversa.

Al igual que en otro países a nivel mundial, el desfile costarricense marcó el Día Internacional del Orgullo Gay, a su vez originado en un movimiento de la comunidad Lgbti en el barrio Greenwich Village, en la nororiental ciudad estadounidense de Nueva York, de protesta contra la persecución de que esa población era objeto.

Se considera que ese movimiento, iniciado el 28 de junio de 1969, y que sufrió represión policial, es la primera manifestación, de la comunidad Lgbti, contra la persecución basada sobre orientación sexual.

 

Deja una respuesta