Sign in / Join

Obama “faltó a su palabra” respecto a Cuba, política de Trump debe ser de consenso entre gabinete y legisladores cubano-estadounidenses

Share:

La decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de eliminar la política de “pie seco, pie mojado” -que beneficiaba a los migrantes cubanos al ingresar irregularmente a Estados Unidos-, significó que el mandatario no cumplió su palabra respecto a lograr concesiones de Cuba en materia de derechos humanos, dijo el dirigente opositor cubano Huber Matos Araluce.

Si bien existe una incógnita respecto a la motivación de Obama –quien el 20 de este mes debe entregar la presidencia de Estados Unidos al mandatario electo, Donald Trump-, la decisión podría obedecer a factores tales como una concesión, del gobernante saliente, a su colega cubano, Raúl Castro, o un intento por agudizar el descontento de la población cubana, o generar, para su inminente sucesor presidencial, una situación de hecho, indicó Matus, en diálogo con Informativo JBS.

“En diciembre del 2014, el presidente Obama –que nos había prometido, a los cubanos, en repetidas ocasiones, y en público, de que él no iba a hacer un arreglo, con la dictadura de Cuba, sin que ese arreglo contemplara concesiones hacia el respeto a los derechos humanos- (…) nos sorprendió diciéndonos que llevaba 18 meses de negociaciones seretas”, señaló el dirigente opositor radicado en Costa Rica.

Matos aludió así al anuncio formulado entonces, al mismo tiempo, por Obama y Castro

–respectivamente, en Washington y La Habana- sobre la decisión de normalizar las relaciones diplomáticas bilaterales rotas medio siglo antes.

“Faltó a su palabra, nos guste o no nos guste, faltó a su palabra, y eso no lo puede rebatir nadie”, subrayó el dirigente, quien es hijo del fallecido ex comandante revolucionario cubano Huber Matos, quien a su vez se convirtió en uno de los más firmes opositores al gobierno de esa nación del Caribe hispanoparlante.

“Ahora no sabemos qué hay detrás de esta medida, sorpresiva, también, de suspender la ley ‘pies secos-pies mojados’”, aunque “el tiempo dirá por qué razón se tomó en los últimos días de su mandato”, señaló, en su residencia en San José.

“Seguramente, habrá análisis que tengan en cuenta una razón o la otra”, contexto en el cual “hay mucha gente que cree en la posibilidad de que haya sido una concesión a Raúl Castro”, mientras que “hay otra gente que cree que no, que es una medida para crear mayor descontento, en Cuba, que la gente, al no poder salir, va a aumentar su descontento en la isla”, reflexionó.

“Hay gente que piensa –y esto tiene un poco de sentido- de que Obama está cerrándole la puerta a otra posible migración forzada, de Cuba, manipulada por el gobierno de Cuba, ante una situación económica difícil, o, incluso, para crearle, a Trump, un hecho consumado, con miles de cubanos llegando, en barco, a los Estados Unidos”, expresó, para agregar que “puede ser que Obama, atendiendo a esto, haya tomado esa medida”.

En opinión de Matos, “hay varias teorías o conjeturas sobre este asunto”.

De acuerdo con el pronóstico del dirigente, respecto al enfoque que el futuro presidente dé la relación Estados Unidos-Cuba, “va a ser una política de consenso entre el grupo de gabinete del presidente Trump, que no va a excluir la opinión de los cubanos senadores y representantes en el Congreso de los Estados Unidos”.

El gobierno de Obama anunció, el 12 de este mes, la supresión de la política de “pie seco, pie mojado” que, vigente desde 1995, complementaba la Ley de Ajuste Cubano

–que data de noviembre de 1966-, para que los nacionales cubanos, ingresados ilegalmente a Estados Unidos, permanecieran –y trabajaran- en ese país, y, luego de un año, lograsen regularizar su situación migratoria.

Aproximadamente 2.2 millones de ciudadanos cubanos lo mismo que cubano-estadounidenses residen en Estados Unidos, país al cual ingresaron, durante el año fiscal 2016, algo más de 50 mil nacionales de Cuba.

 

Deja una respuesta