Sign in / Join

Militar retirado nicaragüense: inteligencia de Nicaragua está en Costa Rica buscando desestabilizar

Share:

George Rodríguez / Foto – Keybel Smith

Costa Rica enfrenta numerosos riesgos generados por el gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, incluida la desestabilización, advirtió este lunes el militar retirado nicaragüense Roberto Samcam.

Agentes de inteligencia nicaragüenses se encuentran en Costa Rica, reuniendo información para desestabilizar al gobierno del presidente costarricense, Carlos Alvarado, aseguró Samcam, en conferencia de prensa, junto a otros dirigentes de la oposición a la administración de Ortega.

“Costa Rica enfrenta muchos peligros que tienen que ver con la estabilidad o la desestabilización del gobierno”, aseguró el militar retuirado, en respuesta a una pregunta formulada, en ese sentido, por Informativo JBS, y agregó que “hay una suerte de recopilación de información de inteligencia, la cual está siendo utilizada para desestabilizar al gobierno de Costa Rica”.

Samcam aseguró que, producto de ese intento desestabilizador, manifestaciones xenofóbicas –específicamente contra nacionales de Nicaragua- registradas recientemente

–incluida una manifestación callejera llevada a cabo en San José, la capital de Costa Rica- tienen participación de nicaragüenses infiltrados con ese propósito.

En “todas las manifestaciones xenófobas, había gente nicaragüense metida en ese proceso, en ese intento de xenofobia que vimos aquí, en Costa Rica”, aseguró.

En respuesta a otras preguntas, el ex militar advirtió, además, que, con Ortega en el poder, Costa Rica –país centroamericano que comparte frontera terrestre de 309 kilómetros con Nicaragua- está en peligro constante.

“Costa Rica está permanentemente amenazada por Nicaragua, por el gobierno de Daniel Ortega”, debido a que, “desde hace muchos años, Daniel Ortega ha considerado, a Costa Rica, un enemigo”, comenzó a explicar, y agregó que el gobernante nicaragüense “considera –por decirlo de alguna forma, y mencionar un nombre-, a Oscar Arias, su enemigo número uno”.

Samcam aludió así al presidente costarricense (1986-1990, 2006-201) quien, en 1987 obtuvo el Premio Nobel de la Paz, tras lo cual creó la Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano, en cuya sede se llevó a cabo la conferencia de prensa de este día.

“El gobierno de Daniel Ortega, percibe a Costa Rica como la punta de lanza de la agresión, del golpe de Estado suave, o de la agresión imperialista de la que están siendo objeto, según ellos”, por lo que “Costa Rica, efectivamente, corre mucho peligro”, señaló.

Al respecto, el militar retirado indicó que integrantes de fuerzas paramilitares de Nicaragua llevan a cabo, en territorio costarricense, tareas de inteligencia para identificar a dirigentes opositores nicaragüenses quienes huyeron de su país de origen a causa de represión general y persecución individual.

Respecto al riesgo que señaló, Samcam dijo que “lo demuestra la cantidad de gente que está llegando, a Costa Rica -por vías ilegales-, paramilitares, para ubicar a todo el exilio, para ubicar a los líderes que están aquí, a los jefes de tranques, a todos los chavalos (jóvenes) que estuvieron protestando” contra el gobierno de Ortega.

Los “tranques” –bloqueos carreteros- fueron instalados, a nivel nacional, en diferentes puntos de las principales rutas nicaragüenses, para impedir –o, al menos, dificultar- el desplazamiento de efectivos de la Policía Nacional –principalmente antidisturbios- y grupos armados progubernamentales en acciones represivas antiopositoras en diferentes ciudades y comunidades.

“Es importante destacar estos elementos, de que existe una suerte de plan para involucrar a Costa Rica en un conflicto regional”, para que Ortega genere espacio, “a nivel internacional, y poder, él, plantearse, en un esquema de negociación internacional, regional, la impunidad y la amnistía para todos los crímenes y los delitos cometidos”, indicó.

Al respecto, al participar en la conferencia de prensa, Zoilamérica Ortega, hija del mandatario –a quien acusó de haberla sometido a abuso sexual, lo que determinó su refugio en Costa Rica-, dijo que Ortega “es una persona peligrosa” quien “es capaz de crear un conflicto internacional, para justificar una acción armada masiva” dentro de Nicaragua.

En tal contexto, “tenemos que estar muy alerta a las provocaciones que pueden generar conflicto con cualquier país, incluyendo, por supuesto, Costa Rica”, advirtió.

La conferencia de prensa también contó con la participación del médico Ricardo Pineda y el dirigente estudiantil y de la comunidad sexualmente diversa Bayardo Siles, quienes, además de referirse a la dramática situación general que convulsiona a Nicaragua, abordaron, respectivamente, la realidad de esos dos sectores de la sociedad civil.

La violenta crisis sociopolítica estalló el 8 de abril, a raíz de un fallido decreto que procuraba reformar el sistema de pensiones del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, lo que generó las primeras protestas populares y el inicio de la represión gubernamental.

Retirado el decreto, las multitudinarias manifestaciones opositoras pacíficas pasaron a apoyar la exigencia popular de que Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, renuncien a sus respectivos cargos, lo que derivó en la intensificación de las acciones represivas.

El saldo de la crisis es, hasta ahora, de por lo menos 500 víctimas fatales, miles de detenidos, heridos, y desaparecidos, perjuicio general a la economía nacional, emigración de decenas de miles de personas –principalmente a la vecina Costa Rica, donde más de veinte mil nicaragüenses han solicitado refugio-.

La represión antiopositora se desarrolla a nivel masivo -con acciones policiales y de grupos armados contra las marchas, además de otras actividades públicas- y también en variante selectiva –por la vía de la detención, la desaparición, y el ajusticiamiento de opositores individualmente buscados-, según han denunciado organizaciones locales internacionales de derechos humanos y nicaragüenses en general.

 

Deja una respuesta