Sign in / Join

LAS SORPRESAS DE ENERO

Share:

Roberto Samcam  /www.robertosamcam.blogspot.com

El mes de enero, contrario a lo esperado, nos ha traído agradables sorpresas que vienen a revitalizar las esperanzas de los nicaragüenses, tanto los que están dentro sufriendo la represión del régimen, como los que nos encontramos en el exilio. Una serie de eventos han copado la atención, el interés y el accionar de la comunidad internacional, comunidad a la que se le pedía mayor celeridad en su actuar. Los tiempos de la diplomacia no caminan al ritmo que todos quisiéramos, pues lo que ellos miden en gestos y comunicados, en Nicaragua se contabilizan en más secuestros, mas desaparecidos, mas torturados, mas asesinados.


Quizás el elemento más importante sea la situación que se vive actualmente en Venezuela, tomando en cuenta que la narco-dictadura de Nicolás Maduro es el principal soporte político de la de Ortega – Murillo y desde el 2007, fecha en que se firmaron los convenios petroleros entre el “eterno” y el “comandante”, constituyeron el respaldo económico con el que se edificó un gobierno totalitario, hegemónico y dictatorial, si es que pudiese haber alguna diferencia entre estas tres categorías. Venezuela constituye hoy en día un gobierno que trata por todos los medios de sobrevivir algunos dias mas, para poder forzar alguna negociación que le permita al menos poner a buen resguardo las inmensas fortunas acumuladas luego de años de saqueo indiscriminado a las arcas públicas, del asalto a las empresas cuyos dueños fueron confiscados de la manera más burda imaginable, tanto por Chávez como por Maduro, pero sobre todo, fortunas provenientes del narcotráfico, actividad criminal en la que están envueltos políticos chavistas, maduristas, militares y policías. El mundo entero espera que la caída de estos facinerosos sea pronto, pues cada día que pasa los muertos, heridos y presos se cuentan por docenas.


Lo que pase en Venezuela repercutirá de manera directa en Nicaragua. Si ya desde el año pasado la ayuda del país sudamericano se había reducido al mínimo, los últimos eventos arrastrarán en su caída al régimen de Ortega, quien en un intento desesperado por paliar desde ya lo que se le viene encima, introduce leyes y reformas fiscales que pretenden sacar plata donde no la hay. Albanisa ha sido declarada proscrita por el gobierno norteamericano y prácticamente ha sido decretada su muerte mediante la Orden Ejecutiva 13850 del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, que bloquea las operaciones de la petrolera estatal venezolana PDVSA. Se termina totalmente el soporte financiero para Ortega y finalmente el apoyo político en la OEA con el cambio del representante venezolano en dicho organismo. Poco a poco el Presidente Encargado Juan Guaido toma las riendas del país y es cuestión de tiempo para que los capos del Cartel de los Soles rindan su rey.


Pero las malas noticias para Ortega no llegan solas. Primero fue visitado por dos enviados del Departamento de Estado norteamericano, una visita por demás interesante si tomamos en cuenta los antecedentes de ambos personajes. Julie Chung y Michael McKinley fueron funcionarios de alto rango en la Embajada de Colombia, McKinley fue de hecho Embajador en Colombia y los dos son considerados especialistas en los esfuerzos de extradición de paramilitares y narcotraficantes realizados en dicho país, destacándose que más de 1200 de estos fueron trasladados a las cárceles norteamericanas a purgar sus condenas. Un mensaje subliminal en toda regla para Ortega. Al entendido por señas.


Otra mala noticia para el régimen fue la visita de la delegación del Parlamento Europeo después de haberle negado su entrada al país, lo que destaca el doble juego y discurso que tiene que mantener, uno a lo interno, dirigido a la gleba que lo sigue y otro para el exterior. Tuvo que aceptar la visita de los eurodiputados a las cárceles, en donde estos se entrevistaron con nuestros heroicos secuestrados políticos, pero además de eso, el país entero y la comunidad internacional escuchó por boca de dichos personajes el desmontaje del argumento principal que Ortega ha pretendido hacer creer al mundo entero: que fue víctima de un golpe de estado orquestado por el Imperialismo Norteamericano. Lo más aplastante para terminar de desenmascarar la narrativa gubernamental, fue la burla hecha con toda la seriedad posible, al mencionar que en Nicaragua hay más terroristas que el Estado Islámico, Siria e Irak juntos, refiriéndose a las absurdas acusaciones que los sicarios judiciales del régimen hacen a todo el que es capturado y juzgado por el sistema. El respaldo dado por los diputados europeos al informe del GIEI debiera preocuparle mucho más a Ortega y a Murillo que la amenaza de revisión del convenio comercial. Es un aviso muy diplomático pero directo.


Y más malas noticias para el régimen: el asesor económico de Ortega, Bayardo Arce Castaño, picó espuelas como dicen los mejicanos y salió del país desde comienzos de la semana pasada en una jugada de pisa y corre, dejando a la doña con la pelota en la mano. Una salida con mayor peso e importancia que la de Rafael Solís, pero no esperen ni entrevistas ni confesiones de secretos ocultos. Es una fuga en toda regla, con un impacto político enorme entre la grey chamuca, que ya no sabe si el próximo en irse será el comandante. El desgrane en la cúpula poco a poco se va produciendo y lo único que mantiene unido a los que quedan es el miedo a pagar por las atrocidades cometidas. El mensaje que les deja don Bayardo es que hay que irse ahorita que se puede, para luego es tarde. Al dundo ni Dios lo quiere.


Finalmente, el fin de semana trajo la última mala noticia: el Comité de Ética de la Internacional Socialista, IS, recomienda por unanimidad la expulsión del FSLN de la IS. Sería el primer caso de una expulsión en este organismo, sin embargo es necesario aclarar que el orteguismo nunca fue ético, ni socialista, ni revolucionario, ni nunca en sus años de miserable existencia representó los valores de la IS, ni siquiera asumió el legado del General Sandino de Soberanía y Dignidad Nacional. El orteguismo desde su llegada al poder se encargó de desaparecer la esencia del sandinismo, convirtiéndose en un régimen depredador de los recursos naturales, saqueador del erario público, entreguista a conveniencia y vende patria con el cuento del canal interoceánico, asaltante de los recursos de la cooperación petrolera venezolana y a raíz de la Insurrección Cívica Ciudadana de Abril del 2018 convertido en un régimen asesino que carga sobre sus hombros la triste acusación de cometer Crímenes de Lesa Humanidad, los cuales hay que repetirlo hasta la saciedad, son Imprescriptibles.

Deja una respuesta