Sign in / Join

Integrantes de Tratado de San José acuerdan consolidar comunicación y coordinación en combate antinarco

Share:
narco

Los ocho países integrantes del Acuerdo de Cooperación para la Supresión del Tráfico Ilícito Marítimo y Aéreo de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas en el Caribe –más conocido como Tratado de San José-, acordaron hoy consolidar la comunicación y la coordinación en el combate antinarco.

También convinieron, al cierre de un encuentro de dos jornadas iniciado ayer, analizar la revisión del instrumento, en el marco de una reunión técnica a llevarse a cabo en fecha por definir, informó la cancillería de Costa Rica, nación centroamericana anfitriona de la reunión.

Por su parte, en la sesión de cierre de las deliberaciones, el canciller costarricense, Alejandro Solano, subrayó que el diálogo de dos días dio impulso al tratado, y reafirmó que la cooperación es clave para hacer frente al crimen organizado –en particular, el narcotráfico-.

Los ocho países, participantes en la reunión de estados parte del convenio, acordaron “nombrar puntos focales o de contacto para el Tratado en cada país, con el objetivo de facilitar la comunicación y coordinación (…) para la administración del Tratado y su implementación”, informó el ministerio, en un comunicado.

También, “se acordó una agenda de trabajo y una próxima reunión técnica, que se realizará en los próximos seis meses”, encuentro durante el cual “se articulará acciones concretas vinculadas a una posible revisión del Tratado bajo la figura de un instrumento operativo”, informó, sin proporcionar detalles.

Los participantes también acordaron llevar a cabo, en 2019, la segunda reunión de estados parte, probablemente en Países Bajos, organizador, junto con Costa Rica, del encuentro de esta semana, de acuerdo con la información oficial.

Al cerrar hoy los trabajos, Solano reiteró el llamado que formuló ayer, a otros estados, a suscribir el instrumento.

“Esta reunión generó un impulso a este instrumento, que se plasmará con una acción coordinada, en distintas capitales, para tratar de sumar mayor número de países”, indicó el jerarca costarricense.

En materia de combate efectivo antinarco, Solano señaló que “frente a los riesgos, seguimos teniendo en nuestras manos las claves de la victoria: la más poderosa de las armas, que es la cooperación”.

Se trata de “la solidaridad entre nuestros estados y nuestros pueblos, que es más fuerte que cualquier organización cuyo objetivo sea denigrar la condición humana”, aseguró, a continuación.

En ese sentido, planteó que “una de las claves que dio como resultado el encuentro de países, es la confianza”, la que “debe constituir un elemento articulador de nuestra acción que permita fortalecer la recopilación de datos, mejorar el intercambio de inteligencia, construir alianzas estratégicas y efectivas”.

Ello, además de “orientar las operaciones en zonas de mayor riesgo, sin olvidarnos de la reinserción, el trabajo comunitario y el desarrollo humano”, dijo.

Las deliberaciones desarrolladas estas dos jornadas se distribuyeron en la reunión de los ocho estados parte del convenio, y el seminario de alto nivel –referido al tratado-, encuentro en el que participaron los ocho así como los países de la Cuenca del Caribe y naciones que podrían incorporarse al tratado, lo que ubicó en veinte el total de países participantes en la segunda reunión.

En el marco de la reunión de estados parte, Panamá firmo el tratado, lo que ahora debe culminar en su ratificación del instrumento para que esa nación del istmo centroamericano se incorpore, lo que elevaría a nueve el total de integrantes.

Al firmar, ayer, en conferencia de prensa, el tratado, el viceministro de Seguridad de Panamá, Jonathan Del Rosario, aseguró que “ratificamos el compromiso, de Panamá, de cooperar, de manera activa, con la supresión del tráfico ilícito de drogas y sustancias psicotrópicas, a nivel regional y global”.

Durante el diálogo con periodistas, el ministro de Seguridad costarricense, Gustavo Mata, aseguró que la incorporación de Panamá “nos da a entender que, efectivamente, este es un instrumento de peso, que países que se vayan a unir tienen la misma problemática, y saben, y entienden, de que esta guerra, de que esta lucha” requiere unidad, para hacer frente a lo que describió como “este tsunami de droga que viene para la región”.

“Es importante sumar esfuerzos en la lucha frontal que tenemos contra el crimen organizado, principalmente en lo que es el narcotráfico, que nos tiene, a todos los costarricenses, y, en general, a todos los de la región, preocupados”, aseguró Mata.

El tratado, “nos da la posibilidad de sumar más esfuerzos en la lucha que tiene Costa Rica, ante este fenómeno criminal, ya que se va a poner en práctica una serie de dispositivos operativos, donde cada uno de estos países, la idea es que se sumen a esta gran campaña que tiene Costa Rica”, agregó, sin proporcionar detalles.

“Esta lucha, esta guerra que tenemos contra el crimen organizado, no la podemos ganar si lo hacemos país por país”, de modo que “debemos unirnos, que cada uno sume los esfuerzos y sus capacidades, y, así, poder lograr golpear donde más les duele a estas organizaciones criminales, que es en el decomiso de la droga, el decomiso del dinero, y el quebranto de las estructuras criminales”, subrayó el ministro.

Al inaugurar, horas después, el seminario, Solano dijo ayer que un propósito de la reunión fue el de “integrar más estados, al convenio”.

Además, “nuestro principal objetivo es poder tener dinámicas y ricas sesiones de trabajo para el intercambio de información de inteligencia sobre las nuevas realidades y las amenazas que nuestros estados enfrentan por mar y aire”, explicó.

Igualmente, “establecer mecanismos más efectivos, de enlace, entre los estados parte del instrumento, con el fin de facilitar los flujos de información y de cooperación”.

Las reuniones se desarrollaron en un lujoso hotel en las afueras de la capital.

El tratado, que entró en vigencia el 18 de setiembre de 2008, en San José, fue inicialmente firmado, además de Costa Rica, por Belice, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Nicaragua, Países Bajos, y República Dominicana.

El acuerdo promueve la consolidación de un enfoque regional al combate antinarco principalmente por las vías aérea y marítima.

 

Deja una respuesta