Sign in / Join

Fuerza Pública detiene a sujeto con carnés falsos de sacerdote, de médico y alcancía de la Conferencia Episcopal

Share:

    Redacción / MSP – CR

Oficiales de la Fuerza Pública detuvieron esta mañana a un sujeto que portaba un carné falsificado de médico, otro de sacerdote dominico y, además, una alcancía falsa de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.

Este cumplimiento policial se ejecutó en las cercanías del hospital México, en San José, donde al parecer daba “aliento espiritual” a un ciudadano que lo habría confundido con un cura de verdad.

Se trata de un costarricense de apellido Alpízar, quien años atrás, en el 2007, fue investigado por delitos contra la propiedad y presuntas estafas.

El sospechoso vestía un pantalón negro así como camisa de cuello redondo similar a las empleadas por sacerdotes.

Alpízar supuestamente también pedía dinero en buses y otros lugares de la capital haciéndose pasar como miembro de la organización Obras del Espíritu Santo, con sede en Cristo Rey, cantón Central de San José.

Un miembro de la Reserva de la Fuerza Pública observó esta mañana al sospechoso junto a un ciudadano, cerca del hospital México, y alertó a las autoridades para su detención provisional.

Al ser requisado, la Fuerza Pública encontró entre sus pertenencias varios documentos falsificados, entre ellos un carné supuestamente expedido por la Conferencia Episcopal de Costa Rica.

En los tres documentos falsificados que decomisa la Policía utiliza distintos nombres pero los mismos apellidos.

En el carné donde se hace pasar por cura dominico utiliza el nombre de “Ángel de Jesús” y se consigna que trabaja en “comedores infantiles”.

También portaba otro documento presuntamente emitido por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) con el cual se le identifica como “doctor” de Medicina Interna “de la Clínica del Dolor”.

En este carné, se hace llamar “Ahmedt Valerín Alpízar”. Le asignaron el código de galeno número 10632, el cual es evidentemente falso, estiman las autoridades.

Además, en el primer documento, presuntamente emitido por la Conferencia Episcopal, aparece una foto en la que Alpízar luce en sotana negra y con cuello clerical o cuello eclesiástico.

El artículo 366 del Código Penal fija de uno a seis años de prisión para quien “hiciere en todo o en parte un documento falso, público o auténtico, o altera uno verdadero, de modo que pueda resultar perjuicio”.

En caso de haber ofrecido sus servicios eventualmente podrían incluso investigarlo por presuntas estafas.

 

Deja una respuesta