Sign in / Join

Ecuador entre escándalos petroleros y denuncias de supuestos agentes de la CIA

Share:

Polémica en el país por la revelación de supuestas irregularidades en la venta de crudo a China

Fuente/ ABC Internacional

Dos grandes revelaciones en torno a la venta de petróleo a China tienen agitado a Ecuador, cuando Telesur, canal de los países del ALBA, difunde un informe que da cuenta de la supuesta vinculación de la CIA, la Central de Inteligencia de los Estados Unidos, con activistas políticos, autoridades y algunos periodistas ecuatorianos, entre los que están quienes divulgaron las denuncias.

La primera, con base en los papeles de Panamá, daba cuenta de que en la venta anticipada de petróleo a China participaron intermediarios ecuatorianos (Enrique Cadena y Jaime Baquerizo), que recibían un dólar por cada barril. La segunda, reveló que, en 2011, Patroecuador firmó un cuarto contrato con Petrochina International, en el que comprometió crudo hasta diciembre de 2016. Además, cinco lotes por mes adicionales, a partir de enero de 2017, si la Refinería del Pacífico no estaba lista.

«La telenovela de Telesur intenta distraernos de esto», tuiteó Martha Roldós, activista política, que publica en el portal MilHojas, mencionado en el vídeo. Adjuntó la denuncia del contrato petrolero con Petrochina. En el entramado petrolero está Álex Bravo, exgerente de Petroecuador, en prisión tras la revelación, también de diario El Universo y del portal FocusEcuador, de la existencia de un enjambre de empresas en Panamá a nombre de sus familiares, quienes tenían contratos con la empresa estatal que él dirigía.
En el «documental» de Telesur se muestran fotografías de reuniones en cafés y restaurantes entre los ecuatorianos denunciados y funcionarios de la Embajada o con supuestos agentes; así como documentos que, a decir de Fundamedios (Fundación Andina para la Observación Social y Estudios de Medios), también mencionada en el vídeo,, serían producto de hackeo o seguimientos de inteligencia a periodistas, activistas y directivos de organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Contradictores y periodistas que han denunciado o investigado al gobierno de Rafael Correa, asoman como parte de un plan desestabilizador. Telesur considera a la Usaid y a la NED (National Endowment for Democracy), parte de la CIA, por lo que todos quienes hayan estado cerca de ellas son señalados.

Medios digitales como PlanV, 4 Pelagatos, MilHojas y FocusEcuador con una potente opinión e investigaciones que revelan corrupción, son acusados de estar financiados desde Estados Unidos.

Martín Pallares, de 4Pelagatos, afirma: «Una denuncia hecha por uno de los canales menos creíbles del mundo no puede ser tomada en cuenta, puesto que se trata de un montaje para desviar la atención e intentar defenderse de las críticas y denuncias probadas que hacen los medios digitales». Mientras que Carlos Vera, reconocido periodista, dedicado al activismo político, sentencia: «Calumnias de un medio chavista reproducidas por un periódico correísta me fortalecen».

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, que asoma en el vídeo junto a su hermano Armando, se niega a comentar; considera todo extremadamente absurdo, «que no merece un pronunciamiento». El presidente Rafael Correa cree lo contrario. Para él se trata de un documento «potente». «Están en lo correcto, nosotros ya lo sabíamos», asegura, y reprocha que ningún medio nacional haya replicado la denuncia de Telesur. «Se trata de prensa que calla lo que le conviene y eso se llama manipulación y censura previa».

Pero los medios públicos y los vinculados al Gobierno han dado un enorme despliegue, sin importarles que pudieran incurrir en la figura de «linchamiento mediático», que consta en la Ley de Comunicación aprobada por el propio gobierno de Alianza País.

 

Deja una respuesta