Sign in / Join

Daniel Ortega: de asaltante de banco y pandillero a presidente

1956
0
Share:


Michel Cespedez

Michel-Céspedes Representante del Movimiento Cristiano Liberacion en CR

Nació en 1945 proveniente de clase media. Estudió dos meses Derecho en la Universidad de Managua y sale para formar parte de una pandilla que se vincula con el asesinato de Gonzalo Lacayo un político de los años sesenta. Algo muy similar al jefe pandillero y delincuente cubano de la década del 50 en Cuba con Los Pistoleros al mejor estilo gansteril: Fidel Castro

A finales de la década de los 60s asalta un banco y es condenado a prisión. Cumple 7 años y a su salida se le vincula también con el asesinato de José María Castillo, cercano alsomocismo.

En 1974 visita Cuba invitado por el régimen de La Habana y desde allí y Costa Rica su segunda guarida, prepara y traza su plan de guerrilla con el Frente Sandinista para la Liberación Nacional. Centroamérica se convierte en un polvorín de la extensión del castrismo financiado desde Moscú.

En 1979 cae Somoza en lo que se llamó la revolución sandinista.
Cinco años después de la transición, en 1984 el año donde impulsado por su hermano Humberto Ortega y propuesto por el FSLN, sale electo presidente. Los guerrilleros se ganan al pueblo con falsas promesas como lo ocurrido en los años 50s en Cuba. Una estrategia calcada para llegar al poder desde la mentira y las consecuencias de una dictadura anterior.

Después de su primer mandato y con más sombras que luces como toda revolución de corte populista, Violeta Chamorro aplasta en las urnas. Ya existía un descontento popular debido al poco apoyo a las políticas del partido de gobierno.

Como todo corrupto que se aferra al poder, Daniel Ortega Saavedra hizo alianzas con el entonces presidente Arnoldo Alemán para volver a la presidencia mediante lo que se conoció como Pacto Alemán-Ortega. La repartición de los fondos de varias instituciones fue el detonante en este periodo de corrupción política.
2006 y 2007 el Sandinismo Orteguista vuelve al poder con más fuerza. Su esposa Rosario Murillo hace de puente entre Ortega y el exterior. Ortega nunca dio entrevistas ni participó en debates. Aquí es expuesto por Zoilamerica Ortega, su hijastra, que lo define como un violador físico psicológico y sexual. Otra vez sale Rosario en defensa de su maltrecho esposo.

Los Ortega-Murillo se convierten en una familia imperial que no solo domina la economía sino casi todos los medios comunicación del país, a través de la malversación de fondos estatales. Ya en el 2016 empieza a resquebrajarse el sistema partidista y comienza el deterioro gradual de los derechos fundamentales del pueblo nicaragüense.
Hoy Nicaragua ha mostrado en las calles por dos meses y más de 160 muertos que no quiere más sandinismo, ni orteguismo ni la secuela del murillismo. El pueblo valiente de Nicaragua anhela la total liberación del populismo del siglo XXI en la figura de un genocida que llegó al poder asesinando a su propio pueblo.

 

Deja una respuesta