Sign in / Join

Alta Casa: Primer albergue para familiares de pacientes del Tony Facio

Share:

Redacción JBS

  •  Busca apoyar sobre todo a familias indígenas o que viven muy lejos de este centro médico.
  • Obra es un esfuerzo tripartito entre el IMAS, la CCSS y la Asociación de Desarrollo Específico Pro Albergue Transitorio Alta Casa.
  • Fue entregado por el IMAS como parte de la gira presidencial por la provincia de Limón.

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) entregó este domingo a los limonenses el primer albergue transitorio para alojar a familias indígenas o personas de comunidades muy alejadas, que deben acompañar a pacientes internados en el Hospital Tony Facio.

Alta Casa es el nombre de este nuevo centro, ubicado en el barrio Roosevelt de Limón, que pretende convertirse en un hogar con capacidad para alojar diariamente a 23 personas en cuatro dormitorios colectivos.

Este proyecto se ejecutó de manera articulada entre el IMAS, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y la Asociación de Desarrollo Específico Pro Albergue Transitorio Alta Casa.

La obra fue entregada por el IMAS a la Asociación, este domingo, como parte de la gira del Gobierno de la República a la provincia de Limón, en el marco de la conmemoración del Día de la Persona Negra y la Cultura Afrocostarricense. Abrirá sus puertas en este mes de setiembre.

Al ver la obra concluida, el mandatario Carlos Alvarado Quesada externó su especial complacencia, toda vez que este proyecto fue gestado cuando dirigía el Instituto Mixto de Ayuda Social en 2014.

 “Este centro viene a solventar la necesidad de la población en situación de pobreza, que recibe servicios en el Hospital Tony Facio y que no tienen recursos para poder devolverse a sus casas y pasar la noche”, comentó la presidenta de la Asociación de Desarrollo Específico ProAlbergue Transitorio Alta Casa, Luz Marina Barrantes Elizondo, quien además funge como Jefa de Trabajo Social de ese centro médico.

Agregó que la mayoría es población indígena de zonas muy lejanas, que después de cierta hora no pueden usar un medio de transporte y deben pernoctar en la calle o en las aceras del hospital.

Las personas usuarias de este albergue temporal serán referidas por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), a través de los trabajadores sociales o la jefatura de enfermería del Hospital. Para ello, realizarán un proceso de formación continua que permita una  adecuada referencia de los pacientes y sus familias.

En esta primera etapa ofrecerá el servicio de hospedaje, con un horario de ingreso de entre 4:00 p.m. y 9:00 p.m. hasta las 6:30 a.m. Posteriormente, se dará la alimentación y se coordinará el transporte hacia sus comunidades.

El IMAS ejecutó dos desembolsos para un total de ¢170 millones, los cuales fueron condicionados conforme el avance de la obra, el cumplimiento de las obligaciones y el plan de inversión establecido previamente, con el objetivo de tener un mayor control y fiscalización de los fondos públicos.

El aporte de la CCSS correspondió al valor de la propiedad donde se ubica el albergue, estimado en ¢45 millones, mediante un convenio tripartito. También dará asistencia inmediata a las personas usuarias del albergue, en caso de alguna complicación de salud.

La Asociación realizó una inversión de dos millones de colones para trámites administrativos y legales, y compra de mobiliario, como sillas y camas.

“Adicionalmente, hemos logrado recaudar alrededor de un millón de colones mediante la venta de 138 artículos donados por el IMAS, entre los que se encuentran escritorios, sillas, espejos, jarrones y cuadros de pintura”, explicó Barrantes.

El albergue transitorio Alta Casa tiene un área de 451,23 m2 distribuidos en dos plantas, cuenta con baterías de baño y servicio sanitario, cocina, comedor y una sala multiuso.

“Buscamos que logre en corto tiempo este centro se convierta en un hogar para aquellas familias, sobre todo indígenas, que deben permanecer lejos de sus hogares porque sus hijos o familiares necesitan recibir tratamientos médicos por enfermedades de alta complejidad, accidentes u otras complicaciones”, comentó la ministra de Desarrollo Humano e Inclusión Social y Presidenta Ejecutiva del IMAS, María Fullmen Salazar.

 

Deja una respuesta